Monday, January 22, 2007

Amiga

Amiga,hace dos dias que no le veo y parece una eternidad retorciendome las venas.. Se que salio el sabado a cenar con un extrano y el domingo paso por el cine malacompanada a ver la pelicula que le recomende. El lunes no le llame; estaba cansada y los celos enpanaban mi amargada vista; pero usted me llamo y en su cansada voz note una soledad sobria que solo se cura conmigo.. Quiero que sepa que yo tambien sali a cenar el sabado y me cayo mal la comida ; el domingo cerraron nuestro bar favorito del verano y llovio. Si usted hubiese estado halli nos hubiesemos mojado tomando cevezas en lata de la bodega bailando bajo la lluvia con los pies descalzos. Amiga, no se porque me hace falta, ni porque le hago falta, pero nos extranamos, inexplicablemente nos extranamos y acostumbramos nuestras soledades a dormir juntas con el colchon en el piso que solo permite nuestros delgados cuerpos a luz de la ventana y el armonioso ruido del abanico que cuando me marcho le ensordese. Amiga no acerque tanto su nariz a la mia por que se me puede escapar un beso y a usted una bofetada, amiga por que no deportamos la amistad? Y sigue durmiendo conmigo y asi Usted llega mas temprano al trabajo y yo me traznocho en su lecho, algunos creen que estamos juntos cuando de vez en cuando vamos a la playa o a cenar o por que en su casa guarda perfumada mi camiseta favorita que me trajo de Brazil, mas no es asi y quizas solo finjo ser su amigo porque es lo unico que le hace falta cuando se lleva el mundo por delante pisoteando a los humano.
Pd: Ya no es mi amiga, esto lo escribi hace tiempo

2 comments:

Amiga? said...

Llevo varias veces que leo este ensayo sin saber que tiene de verdad y que de fantasia. ¿Quién será esa amiga?, el solo pensarlo me carcome los sesos. De todas maneras ya no es su amiga. Solo me pregunto si se refiere a mi, lo mas probable el me conteste que no. Que no me halague tanto que no he sido la única amiga por la cual el a tenido algún deseo escondido. Pero cuantas camisetas de Brasil le habrán regalado... y yo que acabo de regresar nuevamente de ese hermoso país pensando en que podría traerle esta vez. Claro ya había leído este ensayo antes de irme a Bahía así que con eso de que no soy su amiga ya, si es que se refiere a mi, y con eso de que no me devuelve las llamadas o mensajes que le dejo, pues he regresado de mi hermosa Bahía sin nada para el. Será también que ya lo puse en el olvido.
Pero como es que se puede olvidar a ese amigo con quien compartí sueños en almohadas ajenas. Desde la hamaca hasta el pequeño futon anaranjado. Aquel viaje que nunca nos dimos o aquella casita a la orilla de la playa, y los carajitos por ahí corriendo con padres bohemios, por que es lo único que sabemos ser.
Cuantas veces escuche de todas sus mujeres, con eso de que somos amigos mis oídos estaban dispuestos a escucharle. Y yo no soy de hielo aunque lo aparente, de vez en cuando a mi también me carcomían los celos. Pero como amiga al fin estaba yo ahí para escuchar de todas sus europeas; sus italianas y españolas. Y es que las caribeñas al parecer no le hacemos mucho chiste... tanto que halagas a tu país y quieres a tu caribe. Quien iba a pensarlo que preferías compartir tu cuerpo con la Europa.
Pero al fin de cuentas ¿será que ya no soy tu amiga... o cuantas camisetas de Brasil te han regalado?

Baakanit said...

Me gustó mucho tu texto, pero más me ha gustado la respuesta que te ha dejado tu amiga anónima, tienen muy buena química, parecen el duo pimpinela.

Tu amiga tiene que ser escritora también, ya que con esa manera que se expresa da ganas de desvertirla y escribirle en la piel unos cuantos versos.

Te cuidas.