Monday, December 1, 2008

A Donde Fue Ana


Esa manana Ana amanecio enamorada, se invento unas galleticas de avena con fresas, se midio el azucar pinchandose el dedo y sin sentirse culpable echo dos cucharadas de azucar blanca al cafe. Hacia anos que no se quitaba esa bata curtida que le hacian parecer 20 anos mas vieja, despues que el medico le declaro diabetes y sus hijos no le dejaban dormir, Ana decidio declarse vieja y menopausica, deformando su vientre que una vez fue culpable de serenatas en el edificio y peleas de dos ex companeros de trabajo. Ana se enamoro, no fue su culpa enamorarse, a cualquiera le pasa esa desgracia que se te amontona en la cabeza y de tanto dolor no duele y sin querer quieres fingir el cansancio que te han dado los anos que no han pasado todavia. Se puso las chancletas rotas y bajo como todas las mananas a abrir el buzon exactamente a la 11 de la manana cuando ya el cartero ha terminado de llenar las cajas y te ha dejado un par de recibos de luz y telefono, asomo la cabeza por la ventana y la sombra del adificio en construccion le daba la impresion que la temperatura no pasaba de los 30. Ya nadie la esperaba en el salon, ni en la tienda ilegal de ropas que Juanito improviso en la sala de su casa. Ana amanecio enamorada, como hace anos cayo rendida ante los brazos de Roberto, pero el se enamoro de otra Ana, la que usaba los interiores pequenos y su cintura despegaba las flores de los tallos y se sentaba en los veranos a tomar el sol frente a la mesa de dominos de la bodega a escuchar cuentos y adornar la acera. Yo casi me habia olvidado de ella, aca el afan diario hace que se te olvide tu nombre de vez en cuando y ella no parecia la misma que me enseno el truco aquel de las barajas y la receta de cocinar frijoles con costillas ahumadas. Era muy temprano para verle las ojeras y las unas de los pies a medio pintar, con la piel del pelo descascarado y unas cuantas espinillas en la frente, la sonrisa careada y una mirada de vendedora de ventorrillo quebrado. Esa tarde se quemaron los frijoles y se apato el arroz, la corniza del aire acondicionado era el sanitario de las palomas y el "super" dejaba caer el recibo de la renta, era la misma rutina de lunes a lunes de inviernos a veranos y confundir el otono con la primevera y esperar las noticias en espanol que no dice nunca la verdadera verdad a medias, y aprovechar de 7 a diez para ver novelas y a las 11 "Rolman Vergara desde el Bronx para Univision 41" dejaba caer otra tragedia. A las 5 de la tarde Ana seguia enamorada, creyo que todavia le lucia bien el vestido que mas piropos recibia en la calle, ni siquiera hizo la fila de las habichuelas con dulce en medio del tanto frio. A las 6 Ana se creyo que tenia 24 y se canso de ver novelas y mirar la calle por la endija de la cocina, se volvio a pichar el dedo para no sentirse culpable, pero aveces se le olvida que su bilis no produce mas insulina, que se ha equivocado de farmacia y se muere por un dulce de guayaba que le trajo su tia de Bani. Prendio un cigarrillo que encontro encima de la nevera y tiro a la basura la comida danada de las 12, apago el televisor a las 7 menos 2 y espero a su marido dandole vueltas al telefono porque nunca habia marcado su numero. Ana estaba sola, lo habia estado hace mucho tiempo, desde que decidio dejar de visitar el club social los viernes y lavarse los dientes cada dos dias, que sus hijos y su marido se fueron con otra y la nevera estaba llena de platos esperando bocas. A Ana le paso el tiempo en la cara rapido, pero tenia las piernas,las tetas y el corazon de una nina de 17, pero el espejo delataba maltrato y odio y ya no quedaba carmin en la primera gabeta del "biuro" y el vestido no le sirve porque su vientre a crecido de comer sola y no gastar calorias contandole la novela a sus vecina. Ana quedo sola, habia fallecido hace 4 anos de muerte natural y su otro "yo" no se entero que debia abandonar la casa, la calle, el mundo,que solo vivia del recuerdo y la rutina y esas novelas venezolanas ya no las pasan en el 41 y no salio la noticia de su muerte. Ese dia, con su tarde y su noche sirvio para que Ana se diera cuenta que habia muerto hace anos y la noticia no lo informo por ser muerte natural, ese dia con su madrugada y la vacinilla llena de pipi debajo de la cama, Ana hizo lo unico que supo hacer desdue que salio en una funda plastica de su apartamento, Ana siguio enamorada.

13 comments:

Themys Brito said...

Tremendo relato... son muchas las mujeres como Ana. El tiempo las destruye sin darse cuenta, los resultados de la vida en una ciudad inclemente y la trágica muerte que no le importa a nadie.

BTW, hay una razón por lo de la verdad a medias... no hay tiempo para contar la historia completa... pero algunos intentamos todo lo posible por darte un buen resumen.

henry said...

aveces hasta cuando se cuenta historias completas,la gente solo quiere entender la mitad. Ana murio antes de morir y no se dio cuenta que estaba muerta

Multifaceted said...

Creo que no hay una ciudad donde existen mas muertos en vida como en NY. Como Ana existen muchos, y aveces creo que esa es la causa de los crecientes divorcios, la gente cambia, se vuelve fria, y el otro sigue enamorado queriendo que las cosas vuelvan a ser como eran.

Buena historia. Rolman Vergara, jejeje, buena esa...

henry said...

en 25 anos sera "diablo Rolman Vergara"

no dejes que te maten, ni siquiera que lo intenten, cuando estes moribunda vete al caribe a nadar en agua azul y salada

Guido Gil Buonpensiere said...

Que triste historia.

Se repite en todas las familias, edificios, bloques, vecindarios, ciudades y paises.

Es la historia de muchas de nuestras madres, que se enamoran y se dedican a criar para dejar de vivir.

La vejez las ataca, los maridos le dan la espalda y los hijos crecen.

Al final como lo describes, mueren solas!

henry said...

por eso simpre trata de estar con alguien que te quiera mas, cuando amas asi sin regular nada , el otro no lo aprecia y te mueres.

Multifaceted said...

hmmm, eso de estar con alguien que te quiera mas me puso a pensar, creo que voy a escribir un post sobre eso...

Anonymous said...

se sufre menos multi

Baakanit said...

Muy fuerte el final.

"Ana hizo lo único que supo hacer desde que salio en una funda plastica de su apartamento, Ana siguio enamorada."

Me gustó también la frase de la sonrisa de ventorillo quebrado.

Tú como que ves mucho el 41.

henry said...

antes si,cuando vivia con mi tia...

henry said...

por casa habia una vieja que tenia un ventorrillo que no iba gente casi, y ella cuando alguien pasaba a tocar las manzanas de oro sacaba una sonrisa de plastico/,

henry said...

por casa habia una vieja que tenia un ventorrillo que no iba gente casi, y ella cuando alguien pasaba a tocar las manzanas de oro sacaba una sonrisa de plastico/,

henry said...

por casa habia una vieja que tenia un ventorrillo que no iba gente casi, y ella cuando alguien pasaba a tocar las manzanas de oro sacaba una sonrisa de plastico/,